Propiedades del aceite de oliva

Propiedades del aceite de oliva para la piel

Las propiedades del aceite de oliva para la piel lo convierten en un aliado perfecto para nuestro ritual de belleza diario. Y es que el aceite de oliva virgen extra, además de ser considerado un superalimento muy beneficioso para la salud gracias a sus grasas monoinsaturadas que contribuyen a regular los niveles de colesterol y a sus compuestos antioxidantes, también nos brinda un efecto espectacular al aplicarlo directamente sobre la piel.

Gracias al uso de este producto, completamente natural, conseguirás que tu piel luzca hidratada y sana. A continuación, te mostramos algunas de las fantásticas propiedades del aceite de oliva para la piel:

Nutre la piel a la perfección

¿Sabías que la piel es el órgano más extenso que tenemos? Nos protege del sol y de todos los elementos externos, por eso es necesario prepararla para que realice bien su función.

Las propiedades humectantes y nutritivas del aceite de oliva virgen extra para la piel, debido a su alto contenido en Vitamina A y E, logran que luzca con un aspecto saludable al dejarla suave, flexible y radiante.

Al tratarse de un humectante natural, puedes aplicar una fina capa directamente sobre la piel después de la ducha, como si se tratase de un aceite corporal o crema. Empezarás a notar los maravillosos efectos en poco tiempo. Además, debes tener en cuenta que el aceite de oliva es bastante graso y que tendrás que dejar que la piel lo absorba bien antes de ponerte la ropa, ¡no querrás mancharla!.

También puedes aplicarlo en las zonas que suelen estar más resecas, como son los codos, las manos, las rodillas y los pies, con un algodón limpio empapado con un poco de aceite de oliva, debiendo estar la piel siempre limpia.

Hidratación de las pieles sensibles

El aceite de oliva virgen extra es igualmente un poderoso hidratante natural por lo que será ideal para tu piel si la tienes extremadamente seca.

Con muy poca cantidad (tan solo una gota) podrás hidratar efectivamente las zonas más resecas de tu cuerpo, incluido el rostro. Sin embargo, en el caso de tener el cutis excesivamente graso no es recomendable su uso y, si no tienes claro tu tipo de piel, no dudes en consultárselo a tu dermatólogo. Puedes aplicar el aceite de oliva virgen extra directamente o combinarlo con otros productos, como el café o el aloe vera, para hacer una mascarilla, dejándolo actuar durante la noche o aclarar el rostro pasados unos minutos.

El momento ideal para usarlo es por la noche, antes de ir a dormir. De esta manera conseguirás una hidratación profunda.

Aliado contra el envejecimiento de la piel

Las propiedades del aceite de oliva para la piel, sobre todo del aceite de oliva virgen extra, son excelentes para frenar el envejecimiento de la piel. Al usarlo como mascarilla antioxidante, contribuye a equilibrar los radicales libres, previniendo el daño y recuperando la piel.

Esto es debido a su rico contenido en ácidos grasos naturales y a su aporte de vitaminas E y K, que permiten conservar la elasticidad natural de la piel para que luzca suave, ayudándola a combatir contra el envejecimiento prematuro.

De igual forma, el aceite de oliva virgen extra puede ayudar a reducir las arrugas, sobre todo las que se forman debajo de los ojos. Tan solo tienes que mojar la punta de los dedos en un poco de aceite de oliva virgen extra y masajear el contorno de los ojos suavemente, teniendo mucho cuidado, pues la zona es bastante sensible. Si repites esta rutina cada noche, podrás comprobar como empiezan a difuminarse las arrugas del contorno de los ojos.

Repara los tejidos dañados de la piel

El aceite de oliva virgen extra posee una gran capacidad para reparar los tejidos de la piel que estén dañados, acelerando la recuperación, gracias a su alto aporte de vitaminas, por lo que es muy aconsejable utilizarlo en heridas superficiales, así como en procesos de cicatrización.

Las propiedades regenerativas del aceite de oliva virgen extra también ayudan a aclarar las manchas que hayan aparecido en la piel de forma natural, bien sea por antiguas heridas o por los efectos del sol. Simplemente tendrás que aplicarlo en la zona donde tengas las manchitas. Si deseas acelerar el proceso, puedes combinarlo con una crema de concha de nácar.

Ayuda a eliminar el maquillaje

Este producto natural es muy útil para limpiar la piel en profundidad, aportando a su vez hidratación y reparación. La piel se mantiene joven y extra suave.

Por lo tanto, puedes usar el aceite de oliva virgen extra como desmaquillante natural. ¡Al hacerlo podrás comprobar el espectacular resultado!

Ten en cuenta, tal y como comentábamos anteriormente, que es recomendable para hidratar las pieles secas, pero no tanto para las pieles grasas.

Para comenzar a desmaquillarte con aceite de oliva virgen extra, y eliminar así todos los restos de suciedad de tu rostro, sólo debes seguir los siguientes pasos:

  • En primer lugar, es aconsejable que utilices los típicos discos de algodón para verter unas pocas gotas de aceite de oliva virgen extra.
  • Cuando tengas el disco de algodón preparado, tienes que pasarlo sobre la piel de manera suave, sin presionar demasiado para no dañarla. Puedes empezar por la zona de la frente e ir descendiendo hasta llegar al cuello, pasando por los pómulos y las mejillas, dejando de lado los ojos (al menos de momento). Recuerda que los movimientos que realices deben ser siempre circulares.
  • Ahora es el turno de los ojos. No es aconsejable que desmaquilles los ojos con aceite de oliva virgen extra directamente. Para proteger esta zona tan sensible, puedes combinarlo con manzanilla. Antes de aplicarlo, con ayuda de los discos de algodón, sólo debes esperar a que la infusión de manzanilla se enfríe y verter unas pocas gotas de aceite.
  • El proceso finaliza enjuagando el rostro con agua tibia abundante. Si lo crees conveniente, puedes aplicar después un gel limpiador.

Si te ha interesado este artículo puedes leer también éste sobre cómo tener una piel perfecta.

 

Compartir





Share