Encuentra tu paz interior

Encuentra tu paz interior: técnicas y ventajas

La paz interior no es fácil de encontrar hoy en día. El ritmo de vida de alta velocidad que llevamos nos hace estar estresados ya que no disponemos de todo el tiempo que nos gustaría para dedicarnos a nosotros mismos.

Llega un momento en el que tenemos que parar, terminar con las preocupaciones innecesarias y emprender la búsqueda de nuestra paz interior.

¿Qué es la paz interior?

Alcanzar la paz interior supone conseguir una sensación de bienestar, de felicidad, que nos envuelve en una inmensa tranquilidad.

Se trata de entablar una conexión especial con nosotros mismos, crear un vínculo entre nuestra mente y espíritu, así como con el mundo que nos rodea, siendo capaces de percibir detalles en los que no nos habíamos fijado antes y, a la vez, disfrutar de ellos.

En este estado se logra aislar la mente: cualquier miedo, preocupación, pensamiento o sensación negativa que pueda perturbarnos se quedará fuera de nosotros.

Beneficios de la paz interior

Centrarnos en nuestras metas

La espiritualidad nos hace más conscientes de lo que queremos conseguir. Al tener claro nuestras metas y saber que es lo que verdaderamente queremos, nos centraremos en obtenerlo.

Evitar los malos hábitos  

Al establecer un vínculo espiritual con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea, aprendemos a diferenciar lo que es bueno y malo para nosotros y los demás. Esto nos ayudará a cambiar los malos hábitos.

El camino a la felicidad

La paz interior nos permite canalizar nuestra energía hacia las cosas positivas de nuestra vida, hacia lo que nos hace sentir bien. De esta manera nos ayudará a ser más felices.

Reducir el estrés

Cuando alcanzamos la espiritualidad aprendemos a dejar todas nuestras preocupaciones a un lado, aumentando nuestro nivel de bienestar psicológico. Como consecuencia, todo el estrés acumulado empezará a desaparecer.

Claves para encontrar la paz interior

En el equilibrio reside la paz interior

Debemos tener claro que todo no es blanco y negro, sino que hay toda una gama de grises. Tenemos que aceptar que hay, y habrán, situaciones y vivencias que no podemos controlar y que nos harán sentir emociones negativas, formando parte inevitablemente de nuestras vidas.

Alcanzar la paz interior es sinónimo de equilibrio. Sin duda, habrán cargas innecesarias de las que podremos desprendernos, pero tenemos que aprender a lidiar con muchas otras en nuestro día a día. Por ese motivo, debemos aprender a equilibrar nuestra vida, para que la mente deje de luchar y acabe encontrando la tranquilidad plena.

Simplifica y vencerás

A menudo nos complicamos la vida y, por mucho que nos cueste admitirlo, disfrutar de cada instante sólo depende de nosotros.

Si reseteamos nuestra mente y dejamos que se vaya liberando de ideas inútiles y pensamientos negativos, podremos centrarnos en disfrutar la vida. Simplificando las cosas lograremos la paz interior, siendo más felices.

Escucha a tu yo interior

Con todas las preocupaciones y pensamientos que anegan nuestra mente resulta muy complicado hablar con uno mismo. Poder adentrarnos en nuestro mundo interior requiere de un gran sosiego, un silencio que nos permita convivir con nuestra propia soledad.

Tenemos que aprender a dejarnos de lado a nosotros mismos para saber cuáles son nuestras verdaderas inquietudes internas. Con paciencia y ralentizando nuestra respiración, podremos alcanzar poco a poco la paz interior.

Aleja la crítica de tu vida

La empatía es fundamental en el camino a la paz interior. Debemos ponernos en la piel de los demás.

La crítica negativa hacia otras personas y hacia nosotros mismos nos deja intranquilos, haciendo daño al que la recibe y al que la emite.

Tenemos que aprender a ver lo positivo y evitar lo negativo, incluyendo las críticas. Cuanto más mantengamos alejada la crítica de nuestra vida, más cerca se encontrará la paz interior.

La importancia de meditar y reflexionar

Para alcanzar la paz interior es esencial apaciguar la mente. Para ello lo ideal es realizar ejercicios de meditación, que nos ayudarán a afrontar el día a día de una mejor manera, con la mente más relajada.

Debes dedicar algún momento del día a recuperar la tranquilidad a través de la meditación. De esta forma, nuestro cuerpo y mente estarán más predispuestos para reflexionar y encontrar la tan anhelada paz interior.  

De bien nacido es ser agradecido

El agradecimiento a la vida y a todo lo bueno que nos rodea es fundamental para llegar a encontrar la paz interior. Nos ayuda a estar más felices y a alcanzar el equilibrio.

Siempre hay algo por lo que dar las gracias, aunque a veces nos parezca difícil creerlo. Cuando reduzcamos nuestras quejas por lo que no tenemos y empecemos a agradecer lo que sí tenemos, reencontraremos nuestro equilibrio interno.

La generosidad, dar sin recibir nada a cambio, está vinculada a la gratitud. Tenemos que alejar el egoísmo para acercarnos a la paz y el sosiego.

El poder del perdón

El acto de perdonar y pedir perdón provoca un efecto terapéutico que es básico para lograr la paz espiritual. Gracias al perdón, cambiamos conductas destructivas voluntarias hacia la persona que nos ha hecho daño por otras constructivas.

El perdón también es para nosotros mismos, probablemente el más difícil de dar. Y es justamente en este punto en el que tenemos que incidir para poder conseguir la calma interior.

El acto del perdón es complejo porque no se trata de un momento aislado, más bien todo lo contrario. Es un proceso continuo en el que se puede profundizar y completar a lo largo del tiempo.

Experiencia AIRE: relajación interior y exterior

En los centros de AIRE podrás relajar tanto el cuerpo como la mente, lo cual es esencial para alcanzar la paz interior.

La experiencia AIRE está inspirada en la antigua tradición de los baños de civilizaciones como la romana, griega y otomana, que se complementa con una selección de masajes y rituales exclusivos.

Podrás vivir la experiencia AIRE en preciosos edificios históricos situados en pleno centro de ciudades como Barcelona, Vallromanes, Almería o Sevilla, en España. O también puedes encontrarnos en Nueva York o Chicago.

Si te ha interesado este artículo puedes leer también Beneficios de la meditación.

Compartir





Share

Artículos relacionados