Facebook Pixel
 
Qué ver en Almería: los 5 imperdibles
 

Qué ver en Almería: los 5 imperdibles

¿Qué ver en Almería? Te descubrimos cinco lugares increíbles

Hay mucho que ver en Almería, una ciudad alegre y soleada que recoge toda la esencia del sur de España. Te lo ponemos fácil para que en tu próxima visita no te pierdas ni uno de sus atractivos más imprescindibles incluyendo una de las localizaciones de Juego de Tronos.

Si estás buscando un lugar al que escaparte y todavía no te has decidido por ninguno en concreto, déjanos recomendarte la bella Almería. A orillas del Mediterráneo, esta ciudad de la costa oriental de Andalucía tiene un tamaño medio que hace que puedas ir caminando a todas partes, aunque necesitarás algún medio de transporte para recorrer la provincia y poder llegar a lugares tan increíbles como son el Cabo de Gata o el Desierto de Tabernas. Tanto si es tu primera visita como si ya la conoces, a continuación, te detallamos nuestras recomendaciones para que no te pierdas nada de lo que hay que ver en Almería capital.

1. La Alcazaba

Visible desde cualquier punto de la ciudad, el conjunto monumental de la Alcazaba y las Murallas del Cerro de San Cristóbal son el emblema indiscutible de la ciudad. De apariencia robusta y majestuosa, esta antigua fortaleza ha servido como escenario para el rodaje de algunas secuencias de Juego de Tronos. En concreto es en la sexta temporada cuando aparece como Lanza del Sol, la capital de Dorne, el reino de la casa Martell.

Construida por Abderramán III hace más de un milenio en torno al año 959, esta ciudadela árabe es una de las mayores de la península ibérica, aunque durante todo este tiempo, como es lógico, ha sufrido diversas modificaciones. La más importante de todas es el añadido del castillo en 1489. Cuando la visites, recorrerás los restos de la antigua muralla de Jayrán y podrás asomarte al Mirador de la Odalisca para disfrutar de unas vistas privilegiadas. También podrás entrar en la Torre de la Pólvora, que funcionaba como almacén de material explosivo, y en la fascinante Torre del Homenaje.

2. El Cable Inglés

Esta impresionante construcción de hierro, acero y madera es definitivamente otra de las cosas que hay que ver sí o sí cuando viajes a Almería. Se trata de un antiguo cargadero de mineral que se ubica en la playa de las Almadrabillas, entre el puerto comercial y el puerto deportivo. Fue construido por la compañía minera inglesa “The Alquife Mines Railway Limited” en 1902 para transportar cargamentos de mineral desde la mina de hierro de Alquife, en Granada, y poder cargarlos directamente en los barcos para su posterior transporte. De ahí que se le conozca por su apodo: “inglés”.

Su diseño y desarrollo, a cargo de la escuela de Gustave Eiffel, supuso todo un hito en la historia tanto de la arquitectura como de la ingeniería. Y es que no es solo que con él se lograse solventar el problema logístico, sino que representa un claro ejemplo que demuestra que la estética también es importante. En reconocimiento, fue declarado como Bien de Interés Cultural de Andalucía en 1988 y forma parte indisoluble del paisaje almeriense.

3. La Casa de los Actores

La Casa del Cine, también conocida como Cortijo Romero, es un pequeño museo que tiene mucho interés puesto que recoge la historia del marcado pasado cinematográfico de la ciudad de Almería. Este lugar era en su origen un palacete burgués de finales del S.XIX en el que terminaron por alojarse numerosos actores y actrices de Hollywood como Peter O’Toole, Yul Brinner, Clint Eastwood o Brigitte Bardott durante sus rodajes en el Cabo de Gata o en el Desierto de Tabernas. Todo esto sucedió en una época, la de los años 60 y 70, en la que apenas había hoteles en la ciudad.

Se ubica en la calle Camino Romero, 1, en el centro de Almería, y ha sido recientemente rehabilitada. Durante la visita guiada que se ofrece está incluido el acceso a una habitación dedicada a John Lennon, quien halló allí mismo la inspiración para componer Strawberry Fields Forever durante su estancia de algo más de un mes en el otoño de 1966,

4. Casa Puga

La cultura de la tapa en Almería es otro de los principales motivos por los que amar esta ciudad. Por toda la ciudad hay cientos de bares de todo tipo. Algunos se especializan en pescado; otros en carne y algunos otros en algún tipo de comida como puede ser la mexicana. Lo que es una realidad es que en su gran mayoría sirven excelentes tapas puesto que existe una gran competencia entre ellos. Y lo mejor es que las tapas están incluidas en el precio de las consumiciones y aun así cada bar tiene su menú para que puedas elegir la que más te apetezca.

Pero de entre todos hay uno especialmente recomendable puesto que es el rey de clásicos. Se llama Casa Puga, está en la calle Jovellanos, 7, en el puro centro, y permanece abierto desde 1890. Sus champiñones a la plancha son míticos.

5. AIRE Ancient Baths

Una visita imprescindible durante tus días en Almería será a AIRE Ancient Baths. En la llamada Plaza Vieja o Plaza de la Constitución, en pleno casco histórico, se ubica este templo del relax subterráneo en el que podrás disfrutar de un recorrido termal y un masaje relajante siempre a la luz de las velas y con delicadas melodías de fondo. Este viaje de sensaciones puede terminar en la azotea con un baño inolvidable en su piscina climatizada con las mejores vistas 360º de Almería y, por supuesto, de La Alcazaba.

Compartir





Share

Artículos relacionados