Qué llevar a un spa

¿Qué debería de llevar a un spa?

 Ya has reservado un día de tu ajetreada semana para poder escapar de tu rutina e ir por primera vez a un spa. Lo cierto es que la experiencia de acudir a uno de estos templos de la relajación es siempre emocionante, no obstante, si somos novatos, es probable que nos surjan muchísimas dudas al respecto.

¿Me darán toallas?, ¿tendré que llevar mis propias chanclas?, ¿habrá duchas para darse un remojo al acabar el circuito?, ¿puedo llevar gafas?.

Como sabemos que se trata de dudas muy comunes entre los primerizos, hoy te daremos nuestras recomendaciones si es tu primer vez en un spa y no sabes qué tienes que llevar.

Toalla o albornoz

Esta sin duda es una de las primeras dudas que aparecen: ¿será necesario llevar una toalla o un albornoz para poder secarnos? Lo cierto es que esto dependerá muchísimo el tipo de establecimiento al que acudas.

Lo habitual es que en spas de categoría y con cierta exclusividad te proporcionen un albornoz para que puedas pasearte por todo el circuito cómodamente sin pasar frío. Sin embargo, en otros, donde cabe una gran cantidad de personas, lo normal es que te pidan que lleves tu toalla de casa.

Si quieres asegurarte de que el lugar al que vayas a acudir dispone de este servicio, siempre puedes enviar un correo o llamar por teléfono para que te informen de todo lo que se incluye en el pack.

Chanclas

Lo mismo que ocurre con los albornoces y las toallas, las chanclas es otro de esos elementos imprescindibles en una experiencia de este tipo, pero que nunca sabemos si será necesario llevar unas con nosotros. Una vez más, esto dependerá del tipo de spa.

En los spa de hoteles y experiencias termolúdicas de categoría siempre suelen tener unas chanclas desechables que puedes utilizar durante el circuito para poder moverte entre las piscinas sin tener que pisar directamente el suelo. Aunque como imaginarás, esto no siempre es así.

Bañador

Sobre todo en el caso de las mujeres, el eterno dilema cuando se trata de acudir por primera vez a un circuito termal es qué bañador o bikini escoger.

Lo cierto es que no existe ningún tipo de restricción en cuanto a qué tipo de bañador debes llevar. No obstante, lo mejor es que escojas uno con el que te sientas cómodo.

Hay que tener en cuenta que en los circuitos termales suele haber corrientes y chorros especialmente dispuestos para aportar una experiencia revitalizante a tu cuerpo. Es de suponer que si estás constantemente preocupado por si tu bañador se mueve de sitio o se descoloca la parte del pecho todo ese estado de relajación se verá interrumpido.

Un bikini o bañador que nos resulte cómodo y que no tenga tendencia a moverse demasiado ante la presión del agua es la opción perfecta para disfrutar al máximo de nuestra experiencia.

Productos cosméticos y champús

Una vez más, los productos que nos ofrezcan durante el circuito dependerán mucho del tipo de establecimiento que hayamos escogido.

Lo normal es que en los spa's de hoteles de 5 estrellas y otros lugares de lujo nos ofrezcan champús y acondicionadores para poder lavarnos después de la experiencia. Aunque si queremos asegurarnos de ello siempre está bien preguntar antes de ir para poder ir bien preparados.

Si utilizamos otro tipo de productos adicionales en nuestra rutina de cuidado después de la ducha como cremas faciales o aceites especiales para hidratar nuestro cabello, no debemos olvidarnos de llevar con nosotros un neceser.

¿Se pueden llevar gafas en un spa?

Esta es una de las grandes cuestiones. En realidad, sí se pueden llevar gafas, aunque es algo que está totalmente desaconsejado.

La razón es muy simple, y es que el vapor del agua caliente puede empañarlas fácilmente haciendo que no podamos ver nada.

Nuestra recomendación es utilizar lentillas, aunque deberemos ir con cuidado de no abrir los ojos debajo del agua. En caso de que nuestra miopía no sea demasiado grave, si podemos prescindir de llevar las gafas o las lentillas durante un par de horas mejor que mejor.

En los centros AIRE no deberás preocuparte por nada ya que te proporcionaremos todo lo que necesitas para que tu experiencia sea de 10: albornoz, chanclas, champú, acondicionador, e incluso, te prestamos un bañador si no dispones de uno propio. Nuestro único requerimiento es que disfrutes y te relajes durante tu visita.

 

Compartir





Share