Buddha Bowl
Be Healthy  |  
Ella Olsson
 

Buddha Bowl

¿Qué es un Buddha Bowl?

Los Buddha Bowls han creado tendencia y no es de extrañar ya que son sanos y equilibrados, con un efecto saciante, ayudándonos a cuidar de nuestra salud.

Una vez que pruebes los Buddha Bowls te vas a enamorar de ellos. Y lo mejor de todo es que no hace falta ser un experto para prepararlos, ¡son realmente fáciles de hacer!

Buddha Bowl: una delicia saludable

Los Buddha Bowls son cuencos de tamaño mediano en los que se combinan una gran cantidad de ingredientes, predominando el color y la variedad. Algunos son una verdadera obra de arte, por lo que no es raro que redes sociales como Instagram o Pinterest se hayan colmado con fotos de los populares bowls.

Se trata de una mezcla muy sencilla con ingredientes cocinados y crudos, aderezados con una salsa o aliño. Los distintos tipos de alimentos que componen este plato poseen propiedades beneficiosas para nuestro organismo: todos los nutrientes, vitaminas y proteínas que debe tener una comida.

Te llenan de energía y son una forma deliciosa de comer sin maltratar a nuestro cuerpo, mezclando hidratos con proteínas y grasas saludables, ofreciendo multitud de combinaciones, con recetas muy fáciles de hacer y, por supuesto, ¡riquísimas!

Puede considerarse a los Buddha Bowls como una alternativa más que saludable a los típicos platos combinados.

Este tipo de platos está indicado para todas las personas. Además, son muy saciantes por lo que también están recomendados para todos los que tengan la necesidad de perder peso.

¿Por qué se llama Buddha Bowl?

No se sabe a ciencia cierta el motivo por el que este plato recibe el nombre de Buddha Bowl. La creencia más popular es que se llama así porque los cuencos repletos de exquisita comida recuerdan al generoso vientre de la típica figura de Buda que estamos acostumbrados a ver (la que en realidad es la representación de un monje chino, que vivió muchos siglos más tarde).

Sin embargo, una versión más creíble es la que cuenta que el famoso asceta Siddharta Gautama, más conocido como Buda o “Buddha”, solía andar por las calles con un cuenco, recogiendo las sobras que los vecinos le donaban. De esta manera, habría acabado con un plato variado, formado por distintos ingredientes.

En esa época no existían los alimentos procesados ni industriales, por lo que las comidas debían ser muy saludables, seguramente a base de verduras, legumbres y arroz.

¿Qué debe contener tu Buddha Bowl?

Los Buddha Bowls son ideales para comerlos tanto en casa como para llevarlos al trabajo en un tupper de cristal.

Estos son los requisitos que pueden servirte de referencia a la hora de elaborar tu Buddha Bowl, sin que haga falta ser totalmente estrictos:

Vegetales de hoja verde

Contienen clorofila, vitaminas, agua, minerales o proteína vegetal, entre otros. Las verduras juegan un papel muy importante en nuestra salud y belleza. Ocuparían aproximadamente el 35% de tu plato.

Cereales integrales

Serían la principal fuente de energía y de más fácil asimilación, por lo que es muy importante que formen parte de tu Buddha Bowl. Más o menos debe ocupar un 25% de tu plato.

Proteína

Se debe incluir una ración de algún alimento proteico en al menos dos comidas al día. Están incluidas tanto las de origen vegetal como animal, aunque sería preferible que predominaran las proteínas de origen vegetal, que deberían ocupar alrededor de un 25%.

Vegetales dulces

Cuando cocemos lentamente los vegetales, estos sacan su dulzor, teniendo un efecto saciante. Los vegetales dulces ocuparían más o menos un 15% del plato.

Otros ingredientes

También podrás añadir a tu Buddha Bowl un puñado de germinados, que contienen una gran cantidad de nutrientes, semillas, frutos secos o una pequeña cantidad de algas en copos, hidratadas o cocinadas, con la que incorporaremos un extra de minerales.

Puedes aderezar tu plato, por ejemplo, con hummus, guacamole o tahini.

Cuándo comer tu Buddha Bowl

El Buddha Bowl se suele comer principalmente en el almuerzo. No obstante, también se puede comer para desayunar y cenar. Aquí te dejamos algunas ideas:

Desayuno

Para desayunar puedes elaborar tu Buddha Bowl con yogur desnatado natural, añadiéndole dos o tres piezas de fruta ácida o semiácida: mango, kiwis, mandarinas, granada, fresas, fresones,  frambuesas, nísperos, piña, manzana, pera o papaya. Debes considerar que es mejor no mezclar varios tipos de fruta, siendo preferible tomar de un solo tipo.

Almuerzo

Mezclar diferentes verduras sería una buena opción para el almuerzo, escogiendo dos verdes y variando el resto: pimientos verdes, lechuga, brécol, perejil, pepino, espárragos, alfalfa, cogollos, zanahoria, berros, remolacha, rábanos, puerros, ajo, cebolla, cebolleta, endivias, escarola, achicoria, champiñón, apio, palmitos o tomate (que realmente es una fruta).

Puedes combinarlo con berenjenas rellenas de pisto (usando pimiento verde cocinado al vapor) o arroz integral, o con patatas al horno y arroz, también integral.

Se puede aderezar con sal marina, aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana (si no lleva tomate), limón, orégano, albahaca, tomillo o aderezos suaves.

Cena

Por último, puedes realizar tu Buddha Bowl para cenar con verduras al vapor: brócoli,  espinacas, alcachofas, espárragos, judías verdes o acelgas (sólo la parte verde); o panaché con tres o cuatro de esas verduras.

Puedes mezclarlo con pescado blanco, como la merluza, al horno o a la plancha, pescado azul, carne blanca, pollo al horno o un huevo revuelto.

Para aderezarlo puedes usar limón, aceite de oliva extra virgen crudo, finas hierbas o ajo.

Ventajas de los Buddha Bowls

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de los múltiples beneficios de los Buddha Bowls:

  • Los Buddha Bowls contribuyen a llevar una dieta variada en grupos alimentarios.
  • Al contener todo en un solo plato nos ayudan a evitar el sobreconsumo de alimentos.
  • Son platos muy fáciles de hacer que no precisan mucha elaboración.
  • Al ser tan cómodos de preparar se pueden hacer a diario y llevarlos al trabajo.
  • Son platos con un alto contenido creativo que estimulan nuestra imaginación, a la que podemos dar total rienda suelta.

Si te ha interesado este artículo puedes leer también 7 smoothies salidables para darte energia.